11 de febrero de 2014

Tlachinollan Consejo de Comunidades Damnificadas de la Montaña



Estimados y estimadas:

El día de ayer 10 de febrero, el Consejo de Comunidades Damnificadas de la Montaña de Guerrero, conformado por más de 200 comunidades indígenas afectadas por las tormentas Ingrid y Manuel, sostuvo una reunión de trabajo con autoridades estatales y federales encabezadas por la Secretaria de Desarrollo Social y el Gobernador del Estado de Guerrero.

La reunión fue pactada luego de que las comunidades se vieran orilladas a ejercer su derecho a la protesta, mediante una movilización multitudinaria en la ciudad de Tlapa de Comonfort ante la inminente crisis alimentaria que se avecina y frente a la desatención de las autoridades, que interrumpieron unilateralmente el diálogo con el Consejo de Comunidades Damnificadas desde finales del año pasado.

A pesar de que desde hace más de cuatro meses el Consejo presentó una propuesta técnica para prevenir la crisis alimentaria, mediante un programa emergente de abasto de grano básico que representa menos del 2% del monto anunciado para la reconstrucción de Guerrero, en la reunión las autoridades no fijaron una postura concluyente sobre la viabilidad de esta propuesta sino que se comprometieron a dar respuesta al planteamiento de las comunidades el próximo día lunes 17 de febrero de 2014, en una mesa de trabajo que encabezará el Gobernador del Estado en Chilpancingo.

En la reunión, a través de los testimonios de las y los integrantes del Consejo, quedó de relieve que los programas sociales desplegados en la Montaña de Guerrero tras las tormentas han sido insuficientes para atender una crisis de enormes proporciones, siendo evidente que se requiere un programa específico que garantice el derecho a la alimentación de las familias, vulnerables por su condición de pobreza extrema.

En efecto, durante la reunión se vertieron testimonios sobre acaparamiento de víveres por parte de autoridades estatales y de los propios ayuntamientos. Trabajar con las comunidades en una región multicultural como la Montaña, señalaron las y los representantes del Consejo, supone reconocer la existencia de las autoridades tradicionales y aprovechar su profundo arraigo regional.

Así, quedó demostrado que el Consejo de Comunidades Damnificadas constituye un ejercicio inédito de participación ciudadana para la recuperación comunitaria tras el desastre natural, capaz de garantizar que los programas sociales y los apoyos lleguen directamente a quienes los necesitan y sin intermediarios, lo que hasta la fecha no se ha garantizado pese a que así lo aseguran los gobiernos federal y estatal. Es importante recordar, como se ha señalado en reiteradas ocasiones, que el Consejo está constituido por autoridades comunitarias representantes directas de sus pueblos y portavoz para con las autoridades municipales, pero sobre todo son quienes cuentan con la representatividad legal y real de las comunidades, además de tener el conocimiento concreto de los daños que han sufrido. Suponer que las solicitudes de éste Consejo buscan por medio de intermediarios utilizar recursos públicos, como ha sido señalado por Sedesol en sus comunicaciones oficiales y en declaraciones, no hace más que desconocer la legitimidad de las autoridades comunitarias y tradicionales de los pueblos.

Además, pese a lo contundentes argumentos del Consejo, su propuesta no ha sido retomada, de suerte que será hasta el lunes 17 de febrero cuando las autoridades fijen postura. En suma, pese a que el Gobierno federal insiste en que la situación de la Montaña está resuelta y aún cuando en sus comunicados oficiales ha presentado el encuentro de ayer como parte de un monitoreo permanente y no como respuesta a la movilización y capacidad de propuesta de las comunidades indígenas frente a la desatención estatal, la crisis alimentaria que se avecina en la Montaña no ha sido conjurada y requiere de acciones emergentes y extraordinarias.
En preparación de esta reunión definitoria, el Consejo de Comunidades Damnificadas ha apelado a la solidaridad nacional e internacional. Así por ejemplo, el Centro para la Justicia y los Derechos Humanos Robert F. Kennedy instó al  Gobierno Federal a retomar la propuesta de las comunidades, mediante una carta pública. Igualmente, en redes sociales ha circulado ampliamente la campaña #QueLluevaMaíz en La Montaña.
En este sentido, los próximos días son definitivos para saber si el Estado mexicano retomará la propuesta de las comunidades para garantizar el derecho a la alimentación, dedicando menos del 2% del monto anunciado para la entidad en este rubro. Por ello, desde Tlachinollan les invitamos a que se unan a la campaña en redes de #QueLluevaMaíz en La Montaña; que usen la imagen adjunta - que agradecemos a las y los colegas de Medios Comunes - en sus redes sociales enviando mensajes de solidaridad al Consejo y demando respuestas concretas al estado de Guerrero y a Sedesol; que sigan enviando sus cartas a la Sedesol y al Gobierno del estado en la página de la RedTDT; y sobre todo que se mantengan pendientes de los eventos de los próximos días. Finalmente compartimos algunas de las notas y comunicados sobre la reunión de ayer
Saludos del equipo Tlachinollan

NOTAS:
Reportaje de El Universal: La tormenta sigue en San Miguel Amoltepec

No hay comentarios.:

Publicar un comentario